Evaluación del polvo de roca como fertilizante de suelos para la producción agrícola

La solución consiste en el uso del polvo de roca mezclado con diferentes compuestos orgánicos, como alternativa biológica que reemplace la fertilización sintética convencional por una fuente de nutrientes minerales, en la conservación de los suelos y el control de plagas en los cultivos de la región.

Sustitución de fertilizantes y plaguicidas sintéticos por nutrientes minerales en la restauración de suelos de la comunidad Sinchimaki - Asosinchi, municipio de Cumbal, Nariño.

La comunidad:

La Asociación Agroecológica Sinchimaki, Asosinchi, es una organización comunitaria de la vereda Tasmal, perteneciente al Resguardo Indígena del Gran Cumbal ubicado en la cabecera municipal de Cumbal, departamento de Nariño. Al encontrarse en una altitud entre 2800 y 3200 m. s. n. m., desarrolla su cultura de forma equilibrada con el ‘gran organismo vivo’, es decir, los ríos, las lagunas, los volcanes, montes, páramos, etc., considerándolo sagrado y parte integral del desarrollo de la vida.

El problema:

La concepción del mundo y del territorio por parte de las comunidades indígenas de la región, se ha visto afectada por la necesidad de obtener producciones más elevadas de los cultivos para percibir ingresos más altos que permitan sostener a sus familias. Dicha situación conlleva a malas prácticas agrícolas que van en deterioro del ‘gran organismo vivo’.

El uso indiscriminado de productos sintéticos, la expansión del monocultivo, la ganadería extensiva, entre otros, han ocasionado pérdida en la fertilidad de los suelo, siendo cada vez más difícil y costoso cultivar y poniendo en riesgo la soberanía y seguridad alimentaria, de la que disponían sus ancestros.

La solución:

La idea de solución consiste en la sustitución de fertilizantes sintéticos por fertilizantes de origen natural como el polvo de roca que, combinado con agentes orgánicos como el compost, incorporan macro y micronutrientes al suelo para su recuperación y rejuvenecimiento.

La presencia de canteras alrededor de la vereda Tasmal ofrece disponibilidad del polvo de roca, convirtiendo la solución en una alternativa para la fertilización de suelos, a menor costo de producción y con un bajo impacto ambiental.

La apropiación social del conocimiento:

El proyecto reconoce la importancia del rescate de la tradición agrícola, legado de generación en generación entre los habitantes del Gran Cumbal. Sus mecanismos orales ancestrales para la recolección de información, su forma de archivo, codificación y clasificación. El conocimiento de la técnica de triturado y molido de minerales a través de mazos, martillos y morteros convencionales, basados en piedra y madera.

Por su parte, la transferencia de conocimiento científico-tecnológico generará capacidades en los miembros de la comunidad sobre buenas prácticas agrícolas para el almacenamiento y conservación de semillas forestales, identificación y manejo de plagas, manejo de contabilidad y registros de campo.

Es así como, la inclusión de los saberes propios de la comunidad y los conocimientos científico-tecnológicos del grupo de investigación, favorecen el trabajo colaborativo y participativo entre ambos actores, la correcta implementación de la solución y su sostenibilidad en el tiempo.